Sofía Gámberlan

 

«Genias» Personal Trainer

Acompañante de mujeres en crecimiento           

Mi nombre es Sofía y nací una cálida noche de la primavera de 1976.

En el camino de esto que llamamos vida, después de pérdidas terribles, traiciones subterráneas y golpes varios… voy poniendo las mayúsculas a todo. Mi dañada autoestima, mis continuas ganas de huir y hacerme invisible, la escasa vitalidad que me habitaba, esa inconsciente decisión de acomodarme a la vida de los demás… me regalaba continuamente una existencia monótona, automática y vacía.

Un día, la Vida en su infinita sabiduría, me hizo llegar un mensaje a través de una pócima de David Testal:

31.

desde niño frotando

lámpara tras lámpara

sin darte cuenta

de que el genio

eras tú 

(Si fueses pájaro lo entenderías)

Y, te confieso que desde que la leí, la comprendí y la integré en mi, nunca he vuelto a ser la misma. Estas, más que palabras, me llevaron a curiosear y a empezar a darle valor a eso de que «la genia era yo».

Y, ha sido en ese proceso de re-encuentro con la Genia que me habita, donde he descubierto mi particularidad, esa esencia única que somos cada una. Doy gracias a la Vida por llevarme de la mano y enseñarme a mirar y a mirar-me con amor para des-cubrir mi velado don natural, ese que escondí para proteger, ese que ha vivido en mi sin el valor suficiente como para ver la luz y ser compartido. Hoy experimento como se para el tiempo cada vez que comparto esto que me encanta hacer: escribir. Es así como sigo creciendo. Aportar valor es aportarme valor. Sinceramente, te doy las gracias por acompañarme en tan bello camino.

Como homenaje a este camino vital, al mío y al tuyo, que también formas parte de mi, comparto contigo este poema de Lucia Capacchione que me encanta, es un poema con opciones, como la vida misma. Ahora te toca a ti… del dolor al aprendizaje… del sacrificio a la magia del presente… de la invisibilidad a sacar lo que quiere ser mirado y puesto en valor.

Soy una mujer

que una vez eligió albergar el dolor,

que después optó por enterrar su pena

y que después

anduvo desde los cementerios hasta el mar.

Soy una mujer que ha asumido el riesgo

de dejarse llevar por la marea

de ser arrastrada por las olas

de nadar,  flotar, navegar.

Soy una mujer que tiene opciones.

Si quieres saber algo más sobre mi, te diré que:

    • Me considero una mujer curiosa por naturaleza y me encanta porque me conecta con la niña juguetona que también soy.

    • Compartir un té y una conversación, una larga tarde, salir al campo y convertir el día en eterno… lo que sea con mis amigas y amigos me hace sentir viva y agradecida. Son parte de mis bendiciones.

    • Me encanta leer, sostener un libro entre  mis manos y disfrutarlo es uno de los mayores placeres de la vida para mi.

    • El contacto con la naturaleza, con otras mujeres y conmigo misma los considero prioridades. Me acercan a esa Genia que me habita, mi autenticidad más pura.

    • Escuchar y hablar con atención plena han sido grandes descubrimientos para mi. Te invito a que pruebes, la vida y su experiencia se transforma.

    • La Belleza y el arte siempre me han interesado, era como un juego descubrir los mensajes que los seres humanos han escondido a lo largo de la historia en las obras que han realizado para celebrar, conmemorar, contemplar… Y, en ese contemplar, descubrí que se podía mirar con otros ojos.

    • Cuando dejo a un lado viejas y falsas creencias mentales que limitan mi experiencia, se abre un universo de posibilidades y creación. Esa infinitud de pleno potencial me hace estar más en la tierra y más conectada a cada ser vivo.

    • Una de las cosas más emocionantes que he hecho es aprender a reconocer las emociones, a ponerles nombre, a comprenderlas, a integrarlas, a aceptar que han de estar ahí ya que me traen valiosa información sobre lo que me pasa.

    • Escribir y expresar todo aquello que ha de salir del alma es terapéutico y enriquecedor. Me encanta escribir, lo que sea. Dar vida a las palabras, a los pensamientos, a los estados del corazón y comprender, a veces, un mensaje cifrado e inconsciente que me lleva al ¡Wow!, a la comprensión más pura e inocente. Toda una experiencia que hoy pongo en valor para ti, para transitar ese camino juntas.

    • Los abrazos… me chiflan. Sobre todo, los que son compartidos de corazón a corazón.

    • Y … me encantas: tu potencial, tus ganas de pasar a la acción y de encontrarte contigo, tu belleza interior, tu curiosidad, tus ojos como platos cuando integras una comprensión y, tantas y tantas cosas que experimentarás y vivirás a lo largo de tu vida. Y, si es plenamente consciente, infinitamente más enriquecedor.

     

    Sólo me queda decirte:

    G R A C I A S

    por tu tiempo e interés,

    por tu valentía

    y por leer estas palabras

    que han salido del corazón.

     Algo de titulitis:

     

    • Mindfulness Coach & Trainer

    • Facilitadora de Meditación Transpersonal
    • Creative Writing Coach

    • Colaboradora NUR 

    • Capacitación pedagógica para facilitación de talleres grupales

    • Directora de centros socioculturales

    • Historiadora del arte