Tu vida es un baile de transformaciones, un empezar de nuevo continuo. 

Cuando vives desconectada de tu verdadera esencia, puedes encontrarte

desorientada y perdida. Esto ocurre cuando te pasas la vida posponiéndote

y dejándote para después. Así, resulta complicado conectar con

tu poder personal que es la base de tu RIQUEZA INTERIOR.

Mindfulness

Te abre las puertas de tus recursos internos, te ayuda a liberar estrés y/o ansiedad tanto en la vida diaria como en tu práctica creativa, te aporta foco, te conecta con la calma y la paz interior, te pone en contacto con tu creatividad innata, te sintoniza con el presente.

Creatividad

Imprescindible en cualquier ámbito de la vida, optimiza y actualiza tus capacidades innatas y otras nuevas que quieras adquirir, te aporta nuevas herramientas para vivir tu emocionalidad, aclara la mente, te conecta contigo y con tu entorno, aporta una nueva manera de ver y sentir.

Escritura

Te aporta confianza en ti misma y en tus capacidades, posibilita sacar a la luz tu propia voz, te conecta contigo misma, te ayuda a desbloquear emociones y sentimientos, libera la creatividad, te pone en foco, da claridad a tus ideas, cultivas la paciencia, vas soltando el control, creas tu propio estilo al escribir.

Descifrar mi jeroglífico

Cada persona tiene su propio código para llegar a conocerse y poder vivir de una manera más plena en todos los ámbitos de su vida. Ahora, ese jeroglífico es todo lo que te aleja de ti porque no lo comprendes como ciertos estados emocionales. Y también tiene que ver con el desarrollo de tus capacidades naturales propias y con el enfoque físico-mental-emocional-espiritual desde el que experimentas y te relacionas con el mundo y contigo misma.

Despertando Genias

Sofía pone en valor la práctica de tres recursos poderosos como son la escritura, la creatividad y el mindfulness para despertar ese “fragmento separado” que quedó oculto en lo más profundo de nuestro sótano emocional y aprender a darle voz para volver de nuevo a estar en contacto con nosotras mismas, con nuestra «Genia», ese yo más auténtico y esencial. Ella cuenta que tardó mucho tiempo en darle el valor real a su don natural: escribir.

Un nuevo rumbo

¿Qué me lleva a salir de donde estoy e iniciar un nuevo rumbo? Las últimas situaciones vividas me han conectado más conmigo. Me he permitido sentir el desgarro del dolor de la separación y la pérdida, de la indiferencia, de las migajas de otros, de lo que sentí como traición y descubrí que la mayor traición era conmigo misma. Esto ha sembrado en mi el principio de algo maravilloso: el amor hacia mi misma…

Conocí a Sofía a través de internet, andaba buscando hacer algo diferente y lo que leí en su página me encantó. Contacté con ella y me sugirió que me embarcara en «La inspiración de la Genia», todo un regalo que me he dedicado a mi misma, que me ha puesto en contacto con mi potencial creativo y que me ha dado recursos para seguir inspirándome cada día y creciendo interiormente. A lo largo de las doce semanas, he ido descubriendo un montón de pensamientos y creencias que han estado machacándome durante mucho tiempo y, lo mejor, es que ahora sé para qué han estado machacándome y he podido comprender que hay otras maneras más saludables y creativas de vivir, en las cuales me encuentro inmersa en este momento. Digamos que he transformado mi vida y sigo haciéndolo cada día. Ahora lo elijo conscientemente y desde mi corazón.

Ahora escribo casi todos los días y, los enfoques de atención creativa que Sofía me propuso, me ayudan bastante a tener la mente más calmada y a darme cuenta cuando aparecen pensamientos y emociones “discordia”, ahora sé qué hacer y esto hace que también haya empezado a confiar un poquito más en mi.

Noelia García

Empezar de nuevo ha significado para mi ponerme en contacto con mi creatividad emocional y empezar a relacionarme conmigo desde otra actitud y perspectiva.

Me encontré con Sofía y su bonito proyecto empezardenuevo en Facebook y, al leer algunos de sus artículos me dí cuenta que había llegado la hora de dejar de mirar para otro lado y dedicarme un poquito más de tiempo a mi.

Comencé con sesiones personalizadas «de Genia a Genia»  que, por cierto, me encantaron. Quería volver a escribir y como además me había propuesto dejar de ser una desconocida para mi, me vinieron muy bien para ir comprendiendo algunas cosas y dejar que fluyera mi voz interior y que salieran muchas de esas historias que tanto me seguían doliendo y a las que me costaba decir adiós definitivamente.

Fue así como empecé a aprender a descifrar mi jeroglífico y a no tenerle miedo a mi «Genia». Después, continué con el programa sobre feminidad consciente y, desde entonces, vivo de una manera diferente mi naturaleza cíclica, entiendo mejor las emociones que me ocurren y he ganado en confianza.

Muchas gracias, Sofía. Tu acompañamiento también me ha servido para darle valor a todo lo que hago y a la mujer que soy, y por supuesto, a valorar el trabajo de mujeres como tú.

Bea G.